El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la economía mundial lleva meses bajo una tormenta que opaca las expectativas de crecimiento y reparó que puede llegar a su nivel más bajo en las próximas cinco décadas.